Romantic & Vintage

Me encanta el toque "vintage" de mi nuevo jersey de MANGO... aquí lo he fotografiado en nuestro dormitorio actual, en el que improvisé una mesilla de noche con una de las cajas que utilizamos para transportar libros durante la mudanza, junto con un espejo para vestirme y una preciosa lámpara de IKEA.

Freebies · New Scrapbook!

"Little Vintage" es un nuevo kit de scrapbooking que estoy diseñando y que estará próximamente disponible para descargar gratuítamente en mi web, Littlefew.com, en la que también hay otros kits que os podéis descargar gratuitamente ¡¡aunque sólo para uso personal!!  :-)

Pizzaaaaaa :-)

Ayer Manu se lanzó a hacer una pizza casera con productos que teníamos en casa. ¡Es muy fácil y divertido! así que os pongo la receta tal cual venía escrita en la web que siguió, por si os animáis a hacerla vosotros también. Como muestra, dejo un par de fotos del proceso y el resultado final ¡¡no quedó nada!! estaba riquíiiiiiisima :-D

La receta de masa de pizza casera es bien sencilla, se trata de una masa ligera de pan enriquecida con aceite de oliva, que debe hornearse a alta temperatura. Aquí os explicamos el secreto para conseguir una masa perfecta, similar a la que se elabora en las pizzerías.

Ingredientes para 2 pizzas medianas: 200 gr. agua, 300 gr. harina (mejor si es harina de fuerza), ½ cucharadita de sal, 1 sobre de levadura seca de panadería (ó 20 gr. levadura fresca), 15 gr. aceite de oliva virgen extra, semolina (opcional).

Elaboración: para hacer la masa, primero mezclamos la harina con la sal y la levadura granulada en un recipiente amplio. Haz un volcán en el centro y añade el agua templada, en torno a 37º, y el aceite de oliva. Remueve bien con un tenedor hasta que quede una masa lisa que se desprenda de las paredes del cuenco. Pasa a una mesa enharinada ligeramente, o mejor espolvoreada con semolina (sémola de trigo de molido muy fino). Procede al amasado, para que la masa quede elástica y suba bien. Para ello aplasta y estira la masa con la base de la mano derecha, dobla la masa por la mitad y presiona de nuevo con la base de las dos manos. Repite el proceso de forma continuada durante cinco minutos.

Durante el trabajo se espolvorea de vez en cuando un poco de harina o semolina en la mesa de trabajo y en las manos, para que no se pegue mucho, pero siempre en pequeñas cantidades para no endurecer mucho la masa. Para que quede muy elástica hay que proceder al refinado de la masa. Para refinarla aplasta y retuerce la masa, girándola y dando forma alargada sobre la mesa. Une los extremos y amasa con los puños hasta fusionar el conjunto. Repite el proceso de amasado y estirado durante 5-10 minutos.

Pasa la masa, que debe quedar lisa y elástica, a un cuenco amplio ligeramente aceitado. Cubre con film transparente o con un trapo limpio y deja fermentar en sitio cálido durante 30-40 minutos, o hasta que doble su volumen. En invierno puede tardar más tiempo, según la temperatura ambiente. Una vez fermentada, pasa a la mesa enharinada y aplasta la masa con los puños suavemente para eliminar el exceso de gas formado en el interior. Corta en dos o tres porciones y estira la masa con rodillo sobre la mesa, hasta que quede fina, máximo unos 3-4 mm. de grosor, dependiendo del resultado final que busquemos.


Si nos gustan pizzas muy finas y crujientes, deja reposar la masa en una bandeja de horno espolvoreada de semolina durante 10 minutos, cubre con los ingredientes deseados (tomate en rodajas o triturado, mozzarella, anchoas, aceitunas, etc.), riega con un hilo de aceite de oliva virgen y hornea a horno muy fuerte, 250º-290º unos 10 minutos, o hasta que quede crujiente y dorada.

Si queremos una pizza de masa más gruesa y esponjosa, dejemos fermentar de nuevo el disco de masa durante 35-40 minutos, hasta que suba lo suficiente. Cubrimos con los ingredientes y horneamos a 220º unos 20 minutos. ¡¡¡Y a disfrutar!!!

Y se hizo la luz...

Estamos muy contentos en nuestra nueva "casa provisional", llena de luz y de espacio. Hasta que podamos mudarnos a nuestro piso, este será nuestro hogar en los próximos 2 o 3 meses... ¡menudo respiro! ;-)

Mudanza

Ya estamos totalmente instalados en nuestro nuevo piso "provisional", que nos han dejado unos amigos hasta que podamos mudarnos al nuestro (próximamente publicaré alguna foto de cómo nos ha quedado). Ha sido una locura de semana, con la mudanza y la limpieza de los dos pisos, y se han mezclado por igual la tristeza de dejar para siempre el que ha sido nuestro primer - y muy feliz - Hogar, y la promesa del que será el definitivo, o eso esperamos, que está por llegar y con el que estamos más ilusionados que nunca...

Segovia

Una foto de estas Navidades, que tenía olvidada en la cámara de fotos y que me encontré ayer por casualidad. Fue un día genial, frío y muy hermoso, en una ciudad que nos encanta y que siempre nos trae muy buenos recuerdos. Photo by Manu.